jueves, 1 de octubre de 2015

C.A.T.T.: Libertad de acción para sus afiliados de cara a las próximas elecciones presidenciales

Gremiales

Redacción Crónica Ferroviaria

La Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) proclamó "la autonomía y el no alineamiento político", otorgando "libertad de acción" para las próximas elecciones presidenciales, y reafirmaron en un plenario la consigna "Paz, Pan y Trabajo" para "la vida futura de todos los argentinos".

Más de 1.200 dirigentes sindicales de los gremios de la actividad, reunidos bajo la consigna "Postura de la CATT ante el proceso electoral", colmaron hoy el auditorio de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), en Moreno al 2.900 de la Capital Federal y, la sorpresa, fue la participación del camionero Hugo Moyano.


"Yo no cambié. No existe un pacto con ningún político. El único pacto es con los trabajadores", aseguró Moyano en relación con el encuentro que compartió hace días con Mauricio Macri, a la vez que adelantó que el sindicalismo "no permitirá que cualquier gobierno futuro procure un ajuste, porque lo encontrará en la calle".

El titular de la CATT, Juan Carlos Schmid, subrayó que "el próximo gobierno debe tener un Ministerio de Transporte para aplicar políticas concretas" en el sector y "dialogar de forma permanente" con los gremios, en tanto el líder de La Fraternidad, Omar Maturano, llamó a a producir "la unidad de las cinco centrales obreras en una sola CGT por el bien de los trabajadores".

El plenario liberó a los sindicalistas para que respalden a quien deseen el 25 de octubre, en tanto Schmid aseguró que "los gremios del transporte apoyarán las políticas activas para esta actividad que instrumente el próximo presidente" de los argentinos.

El documento final de la CATT, respaldado por los dirigentes de forma unánime, reafirmó "las banderas históricas del peronismo, que actualmente coinciden plenamente con el ejemplo moral del Papa Francisco en la defensa de la paz, el pan y el trabajo, la base para construir una sociedad democrática, plural y solidaria".

"El desarrollo integral y la paz requieren superar el dique de la pobreza, que representa la principal amenaza futura para esa paz y la convivencia", señaló el documento final, que también reclamó soluciones para "la inseguridad y el narcotráfico", para lo cual propuso "el diálogo y el respeto como parte de una solución".

Los sindicalistas indicaron que "los acuerdos o batallas colectivas por la paz social pueden tener éxito si se basan en la construcción de vidas material y espiritualmente satisfactorias para todos y cada uno de los integrantes de la sociedad", y señalaron que "el pan del progreso requiere acumular lo logrado, el continuo ascenso del salario real y el aumento de la productividad como condición necesaria para construirlo".

El documento celebró "la recuperación de las convenciones colectivas como conquista fundamental", aunque reclamó participación en las ganancias y una reforma tributaria para que deje de ser "regresiva" y se convierta en "cooperativa".
"La estructura tributaria define un modelo de país. Hay que atender el proceso inflacionario, porque la carga sobre el salario es enorme y desproporcionada, y gravar a la especulación financiera, el juego y los consumos suntuarios", expresó.

Los dirigentes añadieron en el documento que los trabajadores del transporte deben participar en esa discusión tributaria, en tanto indicaron que se impone "la generación de empleo digno, porque es la fuente originaria del pan y la paz", y subrayaron que "el 36 por ciento de los trabajadores empleados no están protegidos por las leyes y los en negro carecen de la seguridad social".

"En el país está todo por hacer. Tal vez se pueda duplicar la cantidad de tierras explotadas y las irrigadas; incorporar nuevos cultivos y ganar otros mercados. Hay un gigantesco potencial minero y energético que debe ser explotado. Una sociedad que logró avances mundiales destacados en ciencia, tecnología e innovación tiene que superar la dependencia industrial", puntualizaron.

Para ello, reclamaron planes de largo plazo y para el transporte ferroviario, aéreo, marítimo, portuario y vial, por lo que "paz, pan y trabajo es un programa respecto del cual la CATT se siente protagonista, porque el país está plagado de oportunidades".

La CATT nuclea a una veintena de sindicatos del transporte terrestre, aéreo, portuario, fluvial y marí­timo como La Fraternidad, camioneros, FeMPINRA, UTA, aeronavegantes, guincheros y grúas móviles, SUPEH Flota, recibidores de granos, motoqueros, dragado y balizamiento, UPSA, señaleros y marina mercante.Fuente: LaFraternidad

1 comentario:

  1. Aquí están estos son los muchachos del tablón, Todos barrabravas y de prontuario.
    Tomas Demichele

    ResponderEliminar

Usted podrá dar su opinión libremente, pero aquellos comentarios que vengan con insultos, improperios, etc. y sin colocar nombre y apellido, nombre y/o pseudónimo no serán publicados.