martes, 22 de septiembre de 2015

Con los amigos de Raltren

Instituciones

Redacción Crónica Ferroviaria

Con motivo de la visita que Crónica Ferroviaria realizara a la ciudad de Bahía Blanca con el tren inaugural de pasajeros con formación china procedente de Buenos Aires, tuvimos la oportunidad de poder visitar a los amigos de Raltren cuya sede se encuentra en parte de las instalaciones de la estación Bahía Blanca.


Haciendo un poco de historia Raltren Club es el más antiguo de los clubes ferromodelistas existentes en el país. Fue fundado en la Capital Federal el 15 de septiembre de 1960, con la denominación de Marklin Club. Debido a una prohibición de la Casa Marklin para usar su nombre, cambia su denominación por Raltren Club en honor del señor Miguel Raldua, su primer presidente. El señor Juan Félix Elicabe, aficionado de esta zona y a la sazón vicepresidente del Raltren Club de Buenos Aires, abre en el año 1967 la filial de Bahía Blanca, siendo su primer presidente y actualmente socio honorario del mismo.

C.F. con parte de los integrantes de Raltren

En el año 1975 cierra sus puertas el Raltren Club de Buenos Aires, y queda el de Bahía Blanca como sede única.

Es una asociación civil sin fines de lucro, con personería jurídica, que nuclea a un grupo de entusiastas por el ferromodelismo, en todas sus facetas, y por el ferrocarril prototipo.

Tienen su sede en un predio de la estación Bahía Blanca Sud, que cuenta con tres vías construidas por la gente del ex ferrocarril Roca, para ello fue prolongada la vía del ex andén de encomiendas, y se colocaron los desvíos necesarios, para estacionar los vehículos del Club. Estos son: El R 6730 propiedad del Raltren y sede del mismo, el P 612 cedido en custodia por F.A. y en cuyo interior se encuentra la maqueta de ferromodelismo, el O. 20 y la locomotora 12 A Nº 3814 donada por la Armada Argentina para su preservación, también cuentan con un viejo vagón metálico utilizado como depósito y taller.

Locotractor Plymouth que restauraron los integrantes de Raltren

La primera maqueta del club se construyó en el interior de un vagón cerrado, en la que se representaba al Trasandino del Sur y cuya exhibición en la Exposición Rural de Bahía Blanca, en Villa Bordeu, mereció un premio.

La mencionada maqueta es desarmada y en el año 1976 se vuelve a construir en el Furgón Postal Nº 7.053, posteriormente se construye una segunda que es exhibida en innumerables ocasiones.



Con la llegada del coche P 612 se cumple el sueño de hacer una nueva maqueta y es con la que actualmente cuenta el Raltren Club en la ciudad de Bahía Blanca, la que se exhibe periódicamente a beneficio de entidades de bien público que así lo soliciten.

La maqueta del Raltren Club se encuentra en el interior del P 612. De forma rectangular es del tipo denominado isla. Las medidas de la misma son 1,80 m de ancho por 16 m de largo, con un pasillo en el sentido longitudinal para la ubicación de las visitas o público en general durante las exhibiciones, y otro, más angosto, opuesto a este en el cual están ubicados los tableros de control.

De diseño libre están representadas en las mismas instalaciones ferroviarias, como son las estaciones, plataformas giratorias, playas de cargas, etcétera además de ciudades, villas, accidentes naturales, escenas de la vida real, etcétera.

El club cuenta con un parque de material rodante que incluye locomotoras, coches y vagones que se utilizan durante las funciones de exhibición, reforzado por el aporte de trenes de los socios.

El coche maqueta P 612 está en condiciones de rodar en trenes de pasajeros, habiendo sido acondicionado a tal fin en Talleres Maldonado, Bahía Blanca.

De tal forma dentro de la provincia de Buenos Aires ha visitado variado número de localidades entre otras: Plaza Constitución, Olavarría, Sierra de la Ventana, Lamadrid, Coronel Suárez, Mayor Buratovich, Pedro Luro, Pigüé, etcétera.

En la provincia de Río Negro, San Antonio, Jacobacci y San Carlos de Bariloche. Y en la provincia del Neuquén, en la ciudad del mismo nombre.

Cuenta además con una biblioteca y hemeroteca ubicada en el coche R 6730 en un lugar acondicionado al efecto.

Desde Crónica Ferroviaria saludamos el esfuerzo que realizan desinteresadamente estos luchadores de todo lo que sea ferrocarril, y de la lucha diaria por la conservación de la historia ferroviaria. 

1 comentario:

  1. Esta agrupación es digna de elogio, pues con los pocos materiales que obtuvieron en un principio Y... siendo una institución sin fines de Lucro, han conseguido poner al ferrocarril en el lugar que nunca tuvo que haber dejado. Afortunadamente son ya unas cuantas las instituciones similares . Tenemos a la Asociación Amigos del Tranvía, con su Sede y Biblioteca Federico Lacroze, que además brinda un servicio gratuito por Caballito los fines de semana con coches restaurados De tranvias y subtes-

    ResponderEliminar

Usted podrá dar su opinión libremente, pero aquellos comentarios que vengan con insultos, improperios, etc. y sin colocar nombre y apellido, nombre y/o pseudónimo no serán publicados.