miércoles, 4 de abril de 2018

Otro caso fatal en "el tren de la muerte": denuncian que cayó a las vías tras un robo

Actualidad

La víctima fue un hombre de 41 años. Su familia dice que lo asaltaron. Ocurrió en el Belgrano Norte, la línea ferroviaria con mayor cantidad de muertes en la zona metropolitana.

Es la línea de trenes más peligrosa del área metropolitana y sigue cobrándose víctimas. El último caso conocido había sido el de Brenda Bigiatti (27), que sufrió una fractura de cráneo cuando cayó del tren luego de que un ladrón le arrebatara el celular en la estación Don Torcuato. Brenda tuvo una recuperación milagrosa y recibió el alta después de un mes de internación. No fue el caso de José Antonio Boikoski (41), un plomero que el Jueves Santo cayó de ese mismo tren en Florida y murió en el acto.

La familia de Boikoski sospecha que el hombre fue arrojado del vagón en el que viajaba en movimiento y tienen indicios de que se trató de un robo. Según dijo su esposa Viviana Coletta (33) a Clarín, “dos testigos hablan de un forcejeo” y uno de ellos dice “que fue un intento de robo”. Además, Viviana dijo que “Tony”, como le decían, llevaba mucha plata en su billetera, que fue hallada a varios metros del cuerpo, completamente vacía. Pero en la investigación, a cargo de la fiscal Viviana Chaieb, aún no hay ninguna hipótesis desarrollada.


José Antonio había salido de su casa en Villa Martelli (Vicente López) a las 16.15. Iba a encontrarse con Benjamín (20), uno de sus seis hijos, en Boulogne, y llevaba dinero “como para hacer compras”, dijo Viviana. El hombre subió al tren en la estación Padilla, pero ni siquiera llegó a la siguiente. A poco menos de 400 metros de esa parada, el plomero salió expulsado del vagón y cayó sobre el asfalto, a la altura del paso a nivel de la calle Roca. Su cabeza golpeó directamente contra el piso y “Tony” sufrió una fractura de cráneo con pérdida de masa encefálica. Viviana dijo que la autopsia determinó que esa fue la causa de su muerte.

Cerca de las 18.30, la Policía tocó la puerta de la casa de José Antonio con su DNI y le dijo a la mujer que debía acercarse a la comisaría 4° porque “había sufrido un accidente”. Allí le ampliaron que “el accidente era de tren”. A los pocos minutos, un oficial se acercó y le avisó que su marido “falleció”. Y después no le dijeron nada más. Como era feriado, la mujer tuvo que esperar hasta el sábado a que le practicaran la autopsia a su esposo, según contó. Y dijo que hasta este martes nadie la había llamado para contarle qué pudo haber pasado en el trayecto de una estación a la otra.

“Creemos que lo tiraron del tren”, dijo la mujer. Y agregó: “Dos testigos se contactaron conmigo por teléfono y me dijeron que vieron a dos hombres forcejear y que cayeron. Uno quedó tirado en el piso y el otro salió corriendo”.

De acuerdo a la versión policial, el hombre estaba “tirado sobre la capa asfáltica” a “unos seis metros de las vías del tren, con un golpe en la cabeza y derrame de sangre”. El único testigo que declaró en la comisaría 4° de Vicente López, según la Policía, fue el guarda del tren que dijo que un pasajero le avisó que “se había caído un hombre porque se encontraba ebrio”.

En Ferrovías, el concesionario de la línea Belgrano Norte que une Retiro con Villa Rosa (Pilar), solo tienen la versión que el guarda le brindó a la Policía. Y según pudo saber este diario, hoy todavía estaban revisando las cámaras de la estación Padilla, donde subió José Antonio, para ver si había subido solo o si mantuvo alguna discusión previa.

La versión de la “caída producto de un estado de ebriedad” no convence a la familia de José Antonio. Por eso, la mujer pide a los testigos que hayan visto o sepan algo, se contacten con ella al (011) 15-3855-7640. “La billetera apareció a unos metros del cuerpo de mi esposo y estaba vacía, pero yo no se si fue el arrebatador u otra persona que le sacó todo lo que había adentro”, afirmó la mujer.

El Belgrano Norte es conocido por los casos de inseguridad que terminan trágicamente (ver Antecedentes). Por eso lo llaman “el tren de la muerte”. Desde 2013, hubo al menos cinco. Según las estadísticas oficiales de la CNRT, es la línea con más accidentes de toda la red metropolitana. En 2016 registraron 42 víctimas fatales.

En la empresa dicen que los ladrones aprovechan que el ramal aún tiene puertas manuales para arrebatar y tirarse del tren en movimiento. En el Gobierno afirman que ya empezaron con las obras de la elevación de andenes para modernizar el ramal.Clarín.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Usted podrá dar su opinión libremente, pero aquellos comentarios que vengan con insultos, improperios, etc. y sin colocar nombre y apellido, nombre y/o pseudónimo no serán publicados.