viernes, 9 de febrero de 2018

San Juan: Sueño sobre rieles

Historia Ferroviaria

En un par de años se cumplirán tres décadas que San Juan se quedó sin tren. Cuántos recuerdos para aquellos que lo vieron transitar por los rieles en territorio nuestro. La provincia tenía dos ferrocarriles: el Belgrano, de trocha angosta, que salía desde la ciudad Capital hasta Córdoba, pasando por varios pueblos como Pie de Palo, Cruz del Eje (Córdoba), entre tantos más. Mientras, el San Martín, corría sobre trocha ancha. Salía de donde hoy está el predio del Teatro del Bicentenario, con destino a la Estación "Retiro", en Capital Federal.

Había mucha vida en las estaciones y sus alrededores. Camiones de carga, fleteros en carretelas y camionetas, changarines y vendedores de productos caseros, como tabletas rellenas de mermeladas; panaderos, semiteros y tantos otros.

Tren de pasajeros "El Sanjuanino"

El "Belgrano" no sólo era de larga distancia y de pasajeros. También tenía su versión "local". Solía llegar hasta Bermejo, pasando por Vallecito y Pie de Palo. Tenía una parada cerquita del cementerio caucetero. Allí el perfume a jarilla y otras hierbas del campo hacían de la espera una invitación a la tranquilidad y paz que brindaba esa brisa del Sur.

Esa parada estaba muy bien construida con caños de hierro, asientos en madera de quebracho que también era utilizado en los "durmientes" colocados debajo de los rieles. En los primeros años de la década de 1970, el tren tenía su salida a Córdoba, por lo general era a eso de las 21 o 22. La demora era demasiada. Paraba en cada estación por donde pasaba. Una máquina de vapor color negra y también ennegrecida por el hollín, tiraba del convoy hasta Pie de Palo.

Allí la desprendían para que otra máquina, diésel, se enganchara a esos 6 o 7 "coches" que llevaría hasta el centro de la "docta". Este ferrocarril era también de cargas. Sus vagones llevaban todo tipo de mercaderías como vino, uva y frutas de distinto tipo.

El ferrocarril San Martín tuvo durante muchos años su salida desde San Juan a las 13,00 horas. Era el "Sanjuanino". En Mendoza se le sumarían otros "coches" con más pasajeros que tenían como destino Buenos Aires.

En San Juan, ambas estaciones eran de arquitectura parecida. Construidas con un diseño inglés, de techos bien altos y cada oficina prolijamente ubicada. El perfume a caramelos masticables de frutilla solía brindarle un ambiente especial a la espera de la partida.

El añorado tren, pese al tiempo, tiene un aura de romanticismo, tradición, trabajo y el sabor especial que significa un viaje. Se extraña. Sin embargo, la esperanza de que vuelva para viajar desde San Juan está intacta. Sólo falta voluntad.DiariodeCuyo.com

4 comentarios:

  1. Cuánto hace falta ese tren.
    Martin Botta

    ResponderEliminar
  2. VAS A MORIR MOE ¡¡Wiiiii!!10 de febrero de 2018, 0:51

    Ya que hablaban de San Juan, hubieran puesto una foto de una estación de dicha provincia y no una foto de la Estación Mendoza, de todos modos, salvo ese pequeño detalle, por lo demás es realmente muy bonito y emotivo el presente artículo.

    ResponderEliminar
  3. Lástima que atrofiaron las estaciones y la infraestructura impunemente y a la vista de todos y nadie dijo nada, ahora agua y ajo!

    ResponderEliminar
  4. En San Juan no hicieron nada para que los trenes sigan teniendo la posibilidad de volver. Hasta rompieron las vías, y recién ahora han repuesto malamente los rieles como para decir que 'aquí no ha pasado nada...' Tienen que poner su parte en la Provincia para que, cuando se haga la vía a Mendoza, se ponga en condiciones desde allí a San Juan y se exija la prolongación de los trenes hasta aquí. Y trabajar día a día para que funcione y se utilice.

    ResponderEliminar

Usted podrá dar su opinión libremente, pero aquellos comentarios que vengan con insultos, improperios, etc. y sin colocar nombre y apellido, nombre y/o pseudónimo no serán publicados.