jueves, 13 de julio de 2017

Por un proyecto de Arroyo, Miramar teme no recuperar el tren

Actualidad

Es por el convenio que ya firmó con el BID para construir un “Corredor verde multifuncional” que cubrirá un sector de las vías. Con la vuelta del tren a Mar del Plata, General Alvarado también busca recuperar el servicio que perdió en 2013.

El anuncio y la vuelta del tren de Buenos Aires a Mar del Plata reavivó la esperanza de los vecinos de General Alvarado de volver a tener el servicio ferroviario, que quedó interrumpido en febrero de 2013. Hace más de 4 años Miramar se quedó sin tren y un grupo de vecinos viene haciendo lo posible desde su lugar para recuperarlo, aunque un proyecto del intendente de General Pueyrredon, Carlos Arroyo, podría impedir que el anhelo se vuelva realidad.

El tren Constitución-Mar del Plata-Miramar, que estaba cargo de la empresa Ferrobaires, presentó servicios irregularmente en los años previos a su desactivación por el mal estado de las vías y la falta de mantenimiento del ramal.


La red ferroviaria a Miramar, cabecera del partido de General Alvarado -con más de 40.000 habitantes-, quedó desconectada turística y comercialmente de Mar del Plata a pesar de la vía que todavía une a ambas localidades. Sin embargo, un sector de ese tramo es el que el intendente Carlos Arroyo busca intervenir para transformarlo en un “Corredor Verde Multifuncional”, un plan maestro que -de concretarse- podría inhabilitar definitivamente el regreso del tren que añoran los vecinos de Miramar.

A fines de mayo, Arroyo firmó en Buenos Aires el acuerdo con autoridades del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y del Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda para la construcción del denominado “Corredor Verde Multifuncional”, anunciado meses atrás.

La obra consiste en un corredor verde con bicisenda incluida para unir los 3,5 kilómetros que separan a la estación Ferroautomotora del CEMA y el Parque Municipal de los Deportes. Este plan maestro, que en una segunda etapa podría extenderse hasta Cerrito y Vértiz, tiene por objetivo “transformar los espacios vacantes aledaños a la vía del antiguo ferrocarril” en “un espacio público de calidad”.

El ramal a Miramar fue concesionado en la década del ‘90 a Ferrobaires. Hasta 2013 corrían servicios a Miramar, aunque las prestaciones eran irregulares. En cambio, antes de 2011 los trenes circulaban con regularidad por el sector, que quedó excluido de la obra de renovación de vías del ramal a Mar del Plata. El convenio de traspaso de Ferrobaires a la Nación, que data de la gobernación de Felipe Solá, incluía el compromiso del gobierno nacional de mantener -entre otros- el servicio a Miramar.

En Facebook, hace tiempo se creó el grupo “Por la vuelta del tren a Miramar provincia de Buenos Aires”, a través del cual los vecinos insisten en la vuelta del servicio y repudian el proyecto firmado por el intendente Carlos Arroyo.

Desde ese mismo espacio en la red social se impulsó con el mismo objetivo una petición virtual para juntar firmas a través de la plataforma Changue.org dirigida a la gobernadora María Eugenia Vidal, al ministro de Transporte Guillermo Dietrich, al intendente de General Alvarado Germán Di Cesare, y el presidente de la empresa Trenes Argentinos, Marcelo Orfila.


La petición “Para el regreso del tren Buenos Aires-Mar del Plata-Miramar” ya reunió miles de firmas y entre otros puntos remarca: “Necesitamos el tren para favorecer el turismo local y nacional, para las personas que trabajan y se movilizan hacia ambas ciudades, para los estudiantes (hay una sola empresa monopólica de micros que cubre el trayecto a $50 el boleto, lo que provoca que muchos jóvenes no puedan cursar sus estudios terciarios/universitarios) y para que los productores locales puedan transportar su mercadería”.

Hace hincapié además en que se necesita que el tren no solo vuelva a ir hasta Miramar, sino también al resto de las localidades del partido: Chapadmalal, Comandante Nicanor Otamendi y Mechongué.

Al ministro Dietrich, especialmente, le expresaron: “Usted ha declarado que este gobierno invertirá en infraestructura, por favor no se olvide de este ramal, la inversión para esta rehabilitación es mínima desde el punto de vista económico financiero y de infinita rentabilidad social para los usuarios del modo de transporte ferroviario”.

Los vecinos de General Alvarado que siguen de cerca cada avance en torno a la recuperación de los trenes vieron con optimismo la vuelta del servicio Buenos Aires-Mar del Plata (hasta ahora con una sola frecuencia diaria) pero a su vez con rechazo y preocupación el proyecto firmado con el BID por el intendente Carlos Arroyo, que entienden que podría ser el entierro definitivo de la red ferroviaria hacia Miramar.

La vía orgánica, en el medio 

En uno de los tramos de la vía en la que se pretende construir esta bicisenda, también funciona el espacio “Vía Orgánica” -que brinda talleres dedicados exclusivamente a la cultura y educación-, que llamativamente el año pasado había recibido una orden de desalojo y hoy esa historia quedó en el pasado.
“La verdad es que ningún funcionario local, ni provincial se comunicó con nosotros por el tema de cómo sería a aplicación de la bicisenda”, dijeron con preocupación desde este espacio en torno a la obra anunciada por el gobierno que despertó el malestar en General Alvarado.

No obstante, en la última charla con funcionarios, se les había dejado en claro que haga lo que se haga sobre las vías, los proyectos culturales y educativos se respetarán en su totalidad y no tendrán que retirarse del lugar.
En cuanto a la firma del acuerdo con el Banco Interamericano de Desarrollo, ya que va a ser la entidad que entregará los fondos, Gonzalo Peruzzaro, referente de la Vía Orgánica, sostuvo que “esto es más deuda para nuestro pueblo, ya que ningún ente internacional va a financiar nada gratis, sino que lo terminamos pagando del bolsillo del pueblo. Por eso nosotros expresamos nuestro total rechazo. Además, nunca recibimos la notificación para sentarnos a dialogar”.QUÉPeriodismoenlacalle.com

5 comentarios:

  1. Esto sencillamente no tiene sentido más allá del de refuncionalizar la traza ferroviaria: en las 27 cuadras que hay entre avenida Luro y Juan B Justo, corren paralelo a la vía calle Tomás Guido y Deán Funes, que como todas las calles marplatenses cuentan con un buen ancho de calzadaen esos lugares podría segregarse un lado de la calzada y ahí hacer carril para bicicletas. Construir y pavimentar una bicisenda en el trazado ferroviario es innecesario y dañino.
    Tambie'n podría construirse la bicisenda al lado de la vía, a una distancia prudencial, pero la verdad no se entiende qué objetivo persigue este proyecto siendo que no hay ninguna deficiencia de comunicación urbana en el sector.

    ResponderEliminar
  2. Si necesitan un corredor verde justo sobre la traza Ferroviaria habiendo tantos lugares para hacerlo, por ejemplo dentro del jardín de la propiedad de estas personas.
    El ferrocarril es del conjunto de la sociedad y para eso fue creado.Lo que deberían es PREOCUPARSE es de que VUELVA A FUNCIONAR !!!.
    Alejandro Virzzi

    ResponderEliminar
  3. Este es uno más de los sinvergüenza que quieren desmantelar lo que queda de nuestro ferrocarril.- Trabajen la cabeza holgazanes y salgan del sillon. Todas las trayectorias que se hicieron históricamente en nuestro país tienen un porque. tanto para cargas como para pasajeros . si quieren urbanizar piensen un poquito y no destruyan lo que esta plantado que mucho nos esta constando recuperarlo._

    ResponderEliminar
  4. Yo no conozco mucho el trazado en la ciudad de Mar del Plata, pero desde que hicieron la terminal ferromotora no hay modo de que el tren continue a Miramar desde alli... A menos que exista algun desvio previo (hoy sin uso) hacia Miramar... en todo caso esta perdida la posibilidad de hacer un viaje "Constitucion-Miramar" con parada intermedia en Mar del Plata o no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hay un desvío justo al final de los andenes.

      Eliminar

Usted podrá dar su opinión libremente, pero aquellos comentarios que vengan con insultos, improperios, etc. y sin colocar nombre y apellido, nombre y/o pseudónimo no serán publicados.