lunes, 20 de marzo de 2017

Siguen las trabas para la llegada del tren eléctrico hasta City Bell

Actualidad

Continúa la protesta de los vecinos de Hudson y Pereyra

Técnicamente listo para llegar hasta la estación City Bell, el servicio eléctrico de pasajeros del ferrocarril Roca entrará hoy en su segunda semana de suspensión forzada por la protesta de grupos vecinales en las estaciones de Hudson y Pereyra.

Con las gestiones entre el Ministerio de Transporte y los asambleístas en un compás de espera, la Justicia analiza un planteo de la cartera nacional por la interferencia en el ramal, que obliga a miles de usuarios de nuestra región a seguir recurriendo a micros para llegar hasta la actual cabecera de los trenes, en Berazategui.


“Las obras pedidas por los auto convocados se están ejecutando; creemos que no hay razones para que mantengan el piquete de Hudson, porque están retrasando las mismas obras que piden” advierten en Transporte: “y cada día recibimos más quejas de gente de la zona de La Plata, que por un grupo aislado no puede acceder al tren”.

A lo largo de 2015, año en cuyo último trimestre se interrumpió el servicio por el inicio de las obras de electrificación, la estación La Plata vendió 1.943.627 boletos. En nuestra región, la siguieron Villa Elisa (293.268 tickets); City Bell (188.961); Gonnet (85.624); Tolosa (45.129) y Ringuelet (20.564).

Creciente demanda 

La proyección anual de esas cifras revela un promedio diario de diez mil pasajeros, aunque en las jornada hábiles son más ya que durante los fines de semana los guarismos disminuyen notoriamente. Hoy por hoy, esos usuarios, en su mayoría trabajadores y estudiantes, no tienen otra chance que recurrir a las líneas de autotransporte de media distancia para ir directamente a la capital federal, o a los micros sustitutos que ofrece el Roca con tarifas económicas, para llegar hasta Berazategui.

En Transporte creen que apenas los flamantes convoyes fabricados en China ingresen en territorio platense, en una primera etapa hasta City Bell y una posterior -anunciada para junio- a La Plata, la demanda de boletos crecerá de manera explosiva.

Sin embargo, en las paradas “rebeldes”, situadas en la mitad del ramal más cercana con nuestra ciudad, sostienen que “para que el tren pueda pasar tiene que parar”. Dicen que fueron “discriminados” por las autoridades, que remodelaron los andenes de estaciones vecinas pero excluyeron Hudson y Pereyra “sin motivo”. En la primera, emblema de una localidad con 60 mil habitantes, durante nueve meses de 2015 se vendieron 427 mil boletos, colocando décima en demanda en un ramal con veinte detenciones.

Andenes y seguridad 

Pereyra, donde funciona el instituto educativo María Teresa con más de mil estudiantes, está cerrada y no hay venta de tickets; pero ahí, a los reclamos por accesibilidad se suman otros por seguridad para esa población en edad escolar ante el paso de formaciones más veloces y silenciosas. “Hay una curva antes de desembocar en las plataformas” se subrayó, que hace muy difícil notar el acercamiento del tren”.

“En Pereyra estamos iniciando la obra de los andenes definitivos” aseguraron los portavoces de Transporte: “en Hudson lo haremos apenas levanten el corte; ambas estaciones tienen garantizado el transporte automotor hasta que finalicen los nuevos andenes”.ElDía.com

1 comentario:

  1. Todo debido a la inoperancia del mejor equipo de los ultimos 50.000 años

    ResponderEliminar

Usted podrá dar su opinión libremente, pero aquellos comentarios que vengan con insultos, improperios, etc. y sin colocar nombre y apellido, nombre y/o pseudónimo no serán publicados.