jueves, 26 de julio de 2012

POR CADA PASAJE DEL TREN BELGRANO SUR, EL ESTADO PAGA $ 43 EN SUBSIDIOS


ACTUALIDAD

De acuerdo con los números difundidos por el Gobierno, ese es el promedio que se abonó cada día por cada pasajero entre enero y julio. El Roca lo sigue con $19,53; el Belgrano Norte, $12,52; el San Martín $11,41; el Mitre y el Sarmiento juntos, $10; y el Urquiza, $5,29

El ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo, reveló el dinero que cada empresa de transporte recibió en lo que va del 2012 en concepto de subsidios para mantener el precio de los pasajes.

Según aclara la página web difundida por su cartera, el dinero es utilizado por cada una de las empresas para pagar contratistas, energía, materiales, personal, seguros y otros gastos.

Si se divide el monto que cada concesionaria recibió hasta el momento en concepto de subsidios por los 208 días que lleva transcurridos el año, puede calcularse cuánto dinero cobraron por cada jornada.



A su vez, si se divide esa cifra por la cantidad de pasajeros que viajó cada día en el servicio desde comienzos del año, puede saberse cuántos pesos dedica el Estado nacional a subsidiar el boleto de cada persona.

El ferrocarril Belgrano Sur es, según estas cuentas, el más beneficiado. En lo que va de 2012, recibió $307.147.719 para un total de 34.058 pasajeros, lo que significa que cada viaje contó con un subsidio de $43,54, lo que representa un 5.681% más que el boleto mínimo de 0,75 pesos.

Lo sigue el ferrocarril San Martín, que en los 208 días de este año cobró $345.666.386 por las 146.091 personas que transporta cada jornada, lo que representa $11,41 por cada uno de ellos.

En tanto, el Roca fue el servicio que más dinero recibió hasta el momento, con $1.068.203.793 para un total de 262.870 pasajeros diarios. Eso implicó un subsidio de $19,53 por boleto.

El tren Belgrano Norte, por su parte, cobró $231.739.193,70 por los 88.981 usuarios promedio que trasladó cada día, lo que significó $12,52 por cada uno de ellos.

Los trenes Mitre y Sarmiento, que poco tiempo atrás fueron retirados a la empresa TBA, recibieron $529.199.122,60 hasta el momento, por lo que por cada una de las 253.885 personas que tomaron el servicio en una jornada se pagaron 10 pesos.

Último se encuentra el ferrocarril Urquiza, al que se le depositaron $62.331.157,98 para sus 56.673 pasajeros diarios, lo que implicó $5,29 por día para cada uno.

La cifra de pasajeros diarios de cada transporte público fue tomada del último informe que la Secretaría de Transporte de la Nación publicó al respecto, entre 2006 y 2007, cuando Juan Pablo Schiavi aún estaba a cargo de la cartera.InfoBae

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Esto me trae al recuerdo un artículo de un diario de circulación nacional del año 1961. -creo La razón- y tambien en el Obrero Ferroviario. En aquel entonces y con respecto al deficit -que nunca existió- de loa FF CC, lo titulaba; ¨si el gobierno sabe de números, nosotros los obreros también¨ En el mismo el propio gobierno daba a conocer lo que habían dejado de percibir los FF CC al no haber trabajado durante los treinta días del mes de noviembre, por la histórica y patriotica huega de aquel año. La cifra que daba el gobierno por ese mes era superior a lo que percibian las fuerzas armadas y de seguridad en conjunto durante un año, que era el mayor presupuesto existente. Obviamente, no recuerdo las cifras. pero la pregunta que surgió fue; ¿ Sin con las entradas brutas de un mes del FC se cubría el presupuesto mas alto que tenía el estado, qué se hacía con la entrada de los otros once meses restantes? ¿Donde estaba el déficit?
Me parece que aquí, pese a lo que diga el Gobierno, nosotros los que no somos universitarios, tambien sabemos de números o por lo menos nos damos cuenta......
De aquel entonces recuerdo algo muy positivo que dijo respecto a ese ¨défict¨ aquel lesgilador que fue don Alfredo Palacios: Las empresas del estado no han sido concebidas para ganar dinero, sino para servir al mismo. Nunca se las puede juzgar por debe y el haber, sino por la utilidad que
dan al Estado.
Bonutti
Bonutti

Anónimo dijo...

JOSELINO: De acuerdo a lo que dice Bonutti, me pregunto: ¿Si los 11 meses restantes no daban para cubrir al propio ferrocarril, cuyo presupuesto era inferior al de las fuerzas armadas y seguridad?
Este se deduce de los propios números, que entonces daba a conocer el mismo gobierno.

Eideaard dijo...

El argumento del Sr. Bonutti - así como está planteado - no cierra. El problema no está en cuánto percibió el ferrocarril durante el año, sino cual es la diferencia entre lo que recibió por todo concepto y lo que gastó.
Ahor bien, al déficit de antes ahora se le llama "subsidio", pero la idea es que un subsidio debería ser una suma fija de antemano, que el Estado otorga a un ente público o privado que se compromete con dicho subsidio a nivelar las cuentas de modo de compensar con la tarifa y subsidio los gastos de explotación, la renovación del material y - en el caso de un privado - su propio beneficio. El déficit (y el subsidio actual) parece destinado a cubrir la cuenta que no cierra - y esto es económicamente dañino, porque no hay control posible de los gastos.
Hay, no obstante, una gran verdad en lo que afirma el Sr. Bonutti al final de su comentario. Un sistema de transporte puede ser financieramente deficitario (no cubrir con la tarifa los costos) pero económicamente beneficioso (cuando hay beneficios netos a la sociedad, por ejemplo mejorar la rentabilidad de las empresas productoras de bienes, favorecer el desarrollo de una región o disminuir los daños al medio ambiente. La percepción que tenemos los argentinos es que hace muchos años que los ferrocarriles dejaron de ser económicamente beneficiosos por el mal servicio que prestaron, lo que hizo que perdieran gran parte de la carga y de sus pasajeros interurbanos.
Queremos tener ferrocarriles económicamente beneficiosos y financieramente bien administrados (aunque sea con subsidio).